jueves, 25 de febrero de 2010

PROPUESTAS DE INTERÉS


VIAJE- EL BESO DE KLIMT: VIENA EN 1900

El Beso de Klimt: Viena en 1900

SIGUIENDO A KLIMT EN EL BURGTHEATER, EL KUNSTHISTORISCHES, EL LEOPOLD MUSEUM, EL MUSEO DE VIENA Y EL MAK-MUSEO DE ARTES APLICADAS

UN RECORRIDO URBANO A TRAVÉS DE LOS ARQUITECTOS DE LA SECESIÓN VIENESA RECEPCIÓN CON APERITIVO EN LA BRUNNENHAUS, VILLADE OTTO WAGNER ENTRADAS Y VISITAS GUIADAS INCLUIDAS

VIAJE CULTURAL

DISEÑADO Y GUIADO POR AITOR BASTERRA



PALACIO Y JARDINES DE SCHÖNBRUNN 1996

CENTRO HISTÓRICO DE VIENA 2001

EL BARROCO 1988

EL ITINERARIO MOZART 1990


ITINERARIO

PUENTE DE SAN JOSÉ – 4 DÍAS



1ºdía: Madrid-Viena. Salida en vuelo regular con destino Viena. Traslado al hotel y alojamiento.

2ºdía: Los primeros trabajos de Klimt.Desayuno. Klimt entre 1886 y 1888 trabajó en el Burgtheater, decoró con soberbias pinturas el techo de las escalinatas con escenas clásicas junto con su hermano Ernst Klimt y su amigo Franz von Matsch. El Emperador Francisco José se impresionó tanto que le concedieron la Cruz de Oro de las BBAA, fue un buen principio. A lo largo de la Ringstrasse se levantan algunos de los edificios más importantes de Viena, como el Ayuntamiento nuevo, en estilo neogótico o el neoclásico Parlamento.. Frente al Hofburg o Palacio Imperial, encontramos uno de lo museos más importantes del mundo, el Museo Kunsthistorisches o de Bellas Artes, que muestran las obras de arte que durante siglos reunieron los Habsburgo. Aquí, Gustav Klimt, junto con su hermano y su amigo, crearon en 1891 cuarenta pinturas en los espacios libres que había entre los arcos y la columnas sobre la espléndida escalinata del museo. Será una disculpa para relizar una visita guiada en esta maravillosa pinacoteca, muy bien representada por la pintura veneciana y los pintores flamencos del siglo XVII (con la mejor colección de Bruegel el Viejo del mundo), pero también son de destacar las salas los maestros holandeses y alemanes, asi como colecciones de Egipto y Antigüedades de Grecia y Roma. En 1894, Gustav Klimt y su colega el pintor Franz von Matsch fueron invitados a decorar el techo del Aula Magna de la nueva Universidad de Viena con representaciones simbólicas de las cuatro Facultades tradicionales en las universidades europeas de la época: teología, filosofía, derecho y medicina. Klimt se encargó de la Filosofía, la Medicina y la Jurisprudencia, poco después 19 pintores y arquitectos constituyeron en 1897 el movimiento artístico Secesión, tras romper con la Künstlerhaus, la sociedad artística que favorecía la pintura grandilocuente y académica en consonancia con el estilo de la Ringstrasse. Cuando los cuadros se expusieron entre 1900 y 1905 en la Sezession, fueron objeto de furibundos ataques en la prensa, siendo tachados de pornografía.. A tal punto llegó el escándalo y las protestas que Klimt acabó por retirar las tres pinturas y renunciar al encargo. Tiempo para almorzar en el Barrio de los Museos. Uno de estos, el Leopold Museum, destaca por la colección de Egon Schiele y sus pinturas expresionistas y de entreguerras, pero tabién encontramos representado el art nouveau y secesionismo con importantes trabajos de Gustav Klimt y Oskar Kokoshka. Después de la cena, es de rigor tomar algo en el American Bar que Adolf Loos diseñó en 1908, desde las mesas a las vitrinas de cristal para colocar los vasos. Alojamiento en Viena.

3ºdía: Klimt y los arquitectos del Jugendstil o Art Nouveau vienés. Desayuno. El Stadtpark es un parque con muchos monumentos de músicos y artistas, nos detendremos ante una de las puertas Jugendstil, que Friedrich Ohmann y Joseph Hackofer (1903) diseñaron para evitar las riadas. Algunos de los lugares más significativos alrededor de la Karlsplatz están directa o indirectamente conectados con Gustav Klimt. Un espléndido ejemplo es los Pabellones del metro, que el arquitecto Otto Wagner edificó en 1900 para la Compañía de Ferrocarriles de Viena, donde se encuentran los elementos típicos del joven movimiento: ornamentos florales, decoración dorada y atención a los pequeños detalles. El Wien Museum Karlsplatz, se instaló cerca de la Karlskirche o iglesia de San Carlos Borromeo (obra cumbre del eclecticismo barroco): en este museo, encontramos los retratos de Schiele, de Klimt, del músico dodecafonista Schönberg, la reproducción de una habitación (1903) de Adolf Loos, objetos de cristal de Josef Hoffmann. Klimt en 1902 creó una de sus obras más famosas, El Friso de Beethoven, para una exposición del movimiento Secesión (con su lema “A cada época su arte y a cada arte su libertad”): 38 metros de friso opulento, una ornamental sinfonía en la que Klimt quiso inmortalizar la Novena Sinfonía de Beethoven. Nos acercaremos a los dos apartamentos, obra cumbre del Jugendstil, que Otto Wagner realizó en 1899, decorados con filigranas doradas o cerámica vidriada, obra en su mayor parte de Kolo Moser. Aprovecharemos para comer en el Naschmarkt, el mercado más animado y multicultural de Viena. En el renovado MAK, o Museo de Artes Aplicadas, se presenta una espléndida colección de diseños de la Wiener Werkstätte, el famoso estudio de artes aplicadas que fundaran J.Hoffmann y K. Moser para promover todos los aspectos del diseño; y aquí un estudiante de 14 años llamado Klimt empezó a estudiar y a desarrollar los elementos decorativos como uno de los elementos principales de su pintura. Adolf Loos edificó la Loos Haus (1902), que hirió la sensibilidad conservadora del archiduque Francisco Fernando, amante de la ornamentación. La Postparkasse o Caja Postal de Ahorros contituye uno de los mejores ejemplos arquitectónicos de la Secesión, proyectado en1904 por Otto Wagner, pionero en incorporar muchos elementos funcionales en la decoración de edificios.; la calle peatonal Kohlmarkt, que conduce hasta el Hofburg, está llena de escaparates y tiendas elegantes, algunas con diseños de este estilo modernista. Por la tarde nos trasladaremos a las afueras de Viena, cerca de la la iglesia Kirche am Steinhof y de las Villas que diseñó Otto Wagner, como la Brunnenhaus: en esta casa, joya del modernismo vienés tendremos una visita guiada y una recepción con aperitivos.. La casa después de caer en el abandono, fue recuperada por el extravagante Ernst Fuchs. Alojamiento en Viena.

4ºdía: El Beso de Klimt y el diván de Freud. Desayuno. Los jardines del Palacio Belvedere tienen tres niveles que representan las tres alegorías clásicas: la parte inferior muestra el dominio de los cuatro elementos, la central el Parnaso y la superior el Olimpo. El Belvedere Superior alberga la colección de pintura de los siglos XIX y XX, aquí tenemos la maravillosa colección Jugendstil de Gustav Klimt: Judith I (1901), donde el artista retrata a la heroína del Antiguo Testamento, como una mujer fatal vienesa, y el cuadro que da el nombre a este viaje: El Beso, explicado por la iconografía como una representación simbólica del momento en que Apolo besa a la ninfa Dafne que se está convirtiendo en laurel, de acuerdo con el relato de Las Metamorfosis de Ovidio. En este viaje dedicado a Viena, 1900, la visita a la casa de Freud es ineludible, considerado como uno de los artífices de la moderna sensibilidad y padre del psicoanálisis: fue un típico vienés que jugaba al tarock (un juego de cartas que sigue siendo popular entre los mayores), visitaba el Café Landtmann y todos los días daba un paseo por la Ringstrasse. Traslado al aeropuerto, regreso a Madrid y fin de nuestros servicios.



MÁS INFORMACIÓN Y DÓNDE APUNTARSE: Viaje "El Beso de Klimt-Viena 1900" Plazo para apuntarse: Hasta el 26 de febrero Indicar si se es soci@ o no de AMBA.

Aitor Basterra

Tel. 0034 649 437 681

aitorist@hotmail.com

http://www.mundoamigo.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario